5 Buenas razones por las que el turismo rural en Galicia te enamorará

Ria de Muros y Noia al atardecer – Buenas razones por las que el turismo rural en Galicia te enamorara – A World to Travel

Hayas o no disfrutado del maravilloso mundo que es el turismo rural en Galicia, hoy queremos contarte algunas de las razones por las que no podemos dejar de probar casa rural tras casa rural y pazo tras pazo en nuestra querida tierra, que tanto nos ha dado y esperamos tanto nos siga dando.

1. Conocer todos y cada uno de los geodestinos gallegos

Desde las Rías Altas a la Ribeira Sacra, desde Costa da Morte a Verín, desde los Ancares a Manzaneda, la Mariña Lucense, Terras de Pontevedra, las Rías Baixas o Manzaneda-Trevinca; esta tierra cuenta con numerosos geodestinos que merece la pena descubrir y disfrutar. Y el turismo rural no hace más que acercarnos a la belleza natural gallega tan conocida mundialmente y que lleva atrayendo a visitantes – y peregrinos – desde hace más de diez siglos.

Y una vez que hemos salido al campo, no hay como rescatar sanas aficiones. Desde el senderismo hasta el parapente, la lista de actividades y experiencias al aire libre en Galicia es interminable.

Los 12 lugares de Galicia que te dejarán con la boca abierta

2. Degustar la aclamada gastronomía gallega

Productos quilómetro cero y de altísima calidad son servidos en los diferentes puntos de turismo rural de nuestra geografía a diario.

En estos tiempos donde la agricultura ecológica y la buena cocina son tan valorados, no hay como disfrutar de una comida o cena en alguno de los establecimientos que cuentan con servicio de restauración para darse cuenta de que no siempre lo bueno sale caro. Y que, una vez más, merece la pena probar la cocina gallega y los caldos de la tierra.

Si tienes suerte y caes en gracia, probablemente al final de la comida te ofrezcan algún licor típico, dejándote la botella en la mesa. Café, hierbas y orujo son los más comunes. ¿Se puede pedir más?

3. Comprobar en primera persona la altísima calidad de los alojamientos

¿Reconoces esa sensación de no saber dónde te encuentras? Amanece y te ves rodeado de clásico mobiliario de hotel estándar, colores neutros y botecitos de jabón que ya recuerdas haber visto en tantos otros sitios.

Este hecho, muy bien descrito por uno de los arquitectos más importantes del siglo pasado como el fenómeno de los no-lugares y que hace que no sepas si se trata de un hotel en París, Madrid o Lisboa, es difícil que te pase si te alojas en una casa de turismo rural.

Su carácter único y arquitectura local con materiales de la zona – en Galicia normalmente pizarra, piedra y madera – hacen que en cualquier momento sientas la presencia rural y el carácter único de estos alojamientos singulares.

Pero no solo de arquitectura y turismo sostenible vive el hombre, el trato humano es sin duda algo a salientar también en este punto. Gestionadas en su mayoría por familias y personas de la misma localidad en la que se emplazan, no suele faltar una sonrisa, un trato más que amable y una buena cantidad de preciadas recomendaciones para disfrutar al máximo de los alrededores de la misma.

Y es que, al final, los viajes los hacen las personas.

4. El poder consciente de desconectar para reconectar

Lejos han quedado los tiempos en los que el campo gallego estaba incomunicado, sin internet o redes móviles. Hoy día, la WiFi suele campar a sus anchas por las instalaciones además de contar con un sinfín de comodidades extra.

En cualquier caso, si lo que buscas es desconectar de la rutina, las notificaciones y redes sociales y el mundo online; existen pocos lugares tan propicios como los pazos y casas rurales gallegas.

Es tan fácil como dejarse el móvil en la habitación o desconectar el WiFi y datos antes de salir a dar un liberador paseo por los alrededores o simplemente disfrutar de la sosegada paz y de los interiores de estos pequeños paraísos que son los establecimientos de turismo rural gallegos.

Puedes estar seguro de que no echarás de menos tu vida digital por un tiempo. Y ya se sabe, a veces para reconectar – sea con uno mismo, la pareja, amigos o el mundo que nos rodea – no hay como desconectar primero.

48 Imágenes de Galicia que te enamorarán

5. El aire puro. Y el silencio

Aunque nos estamos cargando a la madre tierra a una velocidad de vértigo, aún existen remansos verdes donde el oxígeno abunda. Fuera de las ciudades, dejando al lado su polución ambiental, lumínica y del ruido; existen lugares por descubrir y disfrutar donde es posible recargar las pilas y limpiar los pulmones.

Una vez más, la dispersa geografía del turismo rural en Galicia hace que sea posible pasar unos días en compañía del aire puro y el silencio. ¿Alguien dijo ‘nos quedamos a vivir aquí’?

Échale un ojo a las casas de turismo rural gallegas disponibles y prepárate para vivir esta tierra como es debido.




There are no comments

Add yours

Leave a comment +

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.